91 352 66 88 pozuelo@equaliadental.es

Los senos maxilares son unas bolsas de aire que están situadas detrás de las mejillas, bajo los ojos y a la par de las fosas nasales.

Esta técnica consiste en aumentar la altura y anchura del hueso en los maxilares introduciéndonos en el seno para conseguir una base ósea que permita la colocación de implantes.

Es un procedimiento sencillo que se realiza con anestesia local. Se practica una pequeña incisión a la altura de las raí­ces de los molares y premolares del maxilar superior, se crea una ventana en el hueso para acceder a la cavidad sinusal y se eleva la membrana para colocar un injerto de hueso en el suelo del seno maxilar.

Este tratamiento está indicado cuando no hay hueso ni distancia suficiente entre el maxilar superior y el seno (altura menor a 5 mm) que imposibilita la colocación de implantes.

Se coloca una membrana y un injerto de hueso, que puede ser autólogo (se obtiene del mismo paciente) o liofilizado, un compuesto de procedencia bovina que actúa como osteoinductor (bio-oss), así­ una vez colocado induce al hueso a formar nuevas células. Lo que se intenta hoy en dí­a es encontrar una buena calidad de injerto para acortar de éste modo el perí­odo de formación de hueso. También se coloca una membrana sobre este injerto.

Hay muchos biomateriales para inducir la formación de hueso, de distinta calidad y técnica en la elaboración.

 

En Equalia Dental, utilizamos el mejor biomaterial que científicamente está demostrado para la formación de hueso, Bi-oss.